Muchos desarrolladores usan plantillas pre establecidas o gestores de contenidos como Drupal, WordPress, etc. A la hora de desplegar la página en internet olvidan cambiar contraseñas por defecto, archivos de configuración, etc. Se recomienda realizar una limpieza de archivos de configuración y defecto antes de subir a internet una página o aplicación web.